Los sistemas financieros son el conjunto de instituciones financieras que canalizan o intermedian los flujos de capitales requeridos para inversión, se transfieren de manera directa de quienes los tienen disponibles en exceso hacia quienes lo necesitan. Los Bancos comerciales, universales, las cooperativas de ahorro y préstamos y las bolsas de valores son los actores primordiales en la canalización directa de fondos de quienes no les dan un uso productivo hacia quienes, si se lo dan, resultando por consiguiente en una eficiencia económica muy alta. Las actividades en los sistemas financieros también tienen efecto directo en como las personas se enriquecen, el comportamiento de las empresas y sobre la renta generada por la economía. El Sistema Financiero Nacional Ecuatoriano, conocido por sus siglas como SFN, está compuesto por los Bancos privados, sociedades financieras, cooperativas de ahorro y préstamo, mutualistas, instituciones financieras públicas, compañías de seguros y bolsa de valores. Dichas instituciones son reguladas por la Superintendencia de Bancos, la Superintendencia de Economía Popular y Solidaria, el Consejo Nacional de Valores y la Superintendencia de Compañías y Valores.  A través del SFN se canalizan los movimientos de dinero que realizan los ciudadanos, así como los créditos que obtienen las personas, familias u organizaciones que requieren financiamiento. De esta manera el Sistema Financiero Nacional contribuye al desarrollo del país, fortaleciendo la inversión productiva y el consumo responsable